miércoles, 28 de octubre de 2009

Sentir el Viento



Como viento, elevo mis alas de sueños y realidades
Y trato de que en el azul de este cielo que se abre
Descubrir que camino seguir, mientras divagando
Desde lo alto busco sentir las caricias de viento
El murmullo de sus ecos, de su abuchear dulce
Como flautas detenidas, levitadas, evocando un cántico
Un repasar de leves manuscritos en las memorias
Que en el añil se van tornando indescifrables
Como viento quiero alzar mi cuerpo al viento
Y sentir las verdades enmudecidas
Estallar de luz, sentir la cálida brisa, el amago del camino
Olfatear el viento que trae la humedad de la tierra humedecida por la lluvia
Sentir en el viento el frío nórdico que remonta las altas montañas
Sentir el viento frenar mi andar en medio de la nada, en medio del bosque
Sumergida en esa fuerza incontenible, que aminora la tempestad
Que encrespa ventarrones tornándolos tranquilidad.
Vivir es el reto más difícil de lograr, guerreros de una casta
Que somete sus sueños al deber. Sin la libertad de elegir
pues como juego de naipes enfilados, las barajas caen una a una
ante el colapso de una sola.
Hoy creo que el viento no ha logrado aplacar mis torbellinos
Y mi alma, mi corazón, y mi mente no desean al menos echar un párrafo
En esta historia que se llama vivir.

domingo, 18 de octubre de 2009

Permanecen en el latido...


Se me perdieron las letras
de la palabra te Amo.
Talvez el tiempo las borro de mi mente
Al mirar tu rostro en la distancia
Al recordarte, ya no siento más que la libertad.
Dí lo mejor de mi misma,
Mi tiempo, mis ansias, mis sueños, mi verdad
Y apenas quedaron las letras en otras palabras mezcladas.
No me importan las huellas que vas dejando en el camino
Buscando lo que un día deseaste vivir
Apenas eres como otro barco más que surca el mar
Sin un puerto seguro donde su ancla atracar
Y mi corazón sigue conjugando el mismo verbo
En otro tiempo, en otro lugar.
Sentimiento que como oleaje viene y va
Procura y encuentra
Y este latido de afectos vive y se alimenta
Del azul del cielo, del añil del mar
Del verde dulce tamizado de los bosques
Del olor a tierra y bosque que descubro en cada despertar.

Cómo, cuando, dónde....solo depende de Ti.

Hoy creo que desperté con el closet por pensamiento
Y en el sueño despierto decidí ordenar ese mundo que no solemos
Solventar, sino que va acumulando tiempo, modas, estaciones.
Con las ganas apenas como meta, por algo se comienza
Entrever en ese pasar días, lo que anteví en pensamientos
Se va recorriendo caminos, senas, veredas para darnos cuenta
Que la vida son apenas un segundo en la infinidad del tiempo
Esos fragmentos que durante tiempo cobije con presuntas disculpas
Se condesaron en una inmensa nube oscura que comenzó a liquidificarse
Tornándose en lluvia. Creo que es bueno que eso suceda, así podré avistar el arcoiris.
Recuerdos que como agua en fuego hierve, van al encuentro buscando respuestas
Para catar de una vez por siempre la inhabilitación, definirlas como frases y pensamientos insolucionables, creo que mas que ellas Tú, no vales la pregunta siquiera.
Alguien me dijo que su proceder muchas veces cuestionado por ella misma
era afrentado para no defraudar, para no lastimar, no herir.
Hermosa nobleza, lastimosa realidad. El precio de la vida misma, es vivirla día a día siendo leales a nosotros mismos.
Es ahora o nunca dirían muchos el tiempo de romper cadenas, ese cuando y como que solo tiene respuestas en nuestras decisiones.
Cómo, cuando, dónde. Es el instante de poner en orden mi existencia.

Quienes dejan Huella día a día con su presencia....