domingo, 23 de septiembre de 2007

Tormenta......


Siempre existirá un Arco Iris al final de la Tormenta, un pacto divino dónde el hombre se maravilla ante el contraste de dos situaciones. Como enseñanza que ninguna tormenta es eterna, y siempre existirá un rayo de luz dónde los colores se intensifican.

domingo, 16 de septiembre de 2007

Me abrazan mil demonios.....

Llueve afuera, el viento trae consigo el olor a tierra húmeda. No consigo transigir el sueño. Mi piel empapada, revolviéndome entre mis sábana, ansiando el céfiro que apacigüe este calor húmedo.
Golpea la lluvia los cristales, y detona el rayo rasgando el cielo a sus anchas, encendiendo la noche oscura, adentrando fantasmas ante mi.
Mi corazón palpita como la yegua en celo, el miedo arropa mi desamparo, te pienso distante y otrora en el tiempo en noches como esta, arropada en tus brazos, rehundiéndonos entre abrazos y pasiones.
Me levanto tras el golpear de la rama en la ventana, deseosa de internarse en la calma de mi alcoba.
Abro el ventanal para rescatarla y la lluvia comienza a humedecerme, Uhmmmmmmmmm Dios,
esta sensación de placer frio, en cuerpo ardiente la brisa fresca entra y me envuelve.
Como me abrazan los demonios llenándome de ganas y apetito este cuerpo ansioso de entrega.
El instinto de esta hembra rendida al placer, alza sus manos soltando el lazo que sujeta mi vestir,
dejo deslizar el camisón, en mi piel desnuda, ceñida por la brizna, húmeda de la lluvia que penetra con intensidad galopante por el viento.
Mis manos acarician mi piel, recorro mi cuerpo seduciéndome al placer, mis senos reflejan el deseo, mi humedad emerge, mis ansias aumentan, y como todo un misántropo tu sombra vislumbro a lo lejos. Te presiento alagado por la lluvia que arrecia.
Cual gacela corro a tus brazos y en un beso ardiente, no nos damos tiempo y en el barreal nos amamos intensamente bajo la lluvia, el compás de tu espera ansiada fue el preludio más sutil y ardiente, ya no se que fue mayor, el placer o el miedo a esta tempestad, mil orgasmos recíprocos o el tronar enardecido. En tus brazos la lluvia semeja gotas de rocío, tu piel y ansías mi pócima más efervescente. Dos cuerpos abrazados en una entrega mística y salvaje, ansías apaciguadas con las miradas en el firmamento.

En soliltario.....

En solitario desciendo del universo infinito
en forma de diamante en un camino pedregoso.
Más no soy la exclusividad de ese comienzo
mucha más nos adentramos en un destino incierto
para ser el inicio de algo.
Abri mi espacio para penetrar en el
aunque el ojo humano no me vislumbre
ni comprenda siquiera
que en el transcurrir de su existir
su primer contacto fué envuelto por mí.
.

Fotografías: Pertenecientes a Joan González
BCN - Catalonia, Spain

viernes, 14 de septiembre de 2007

Trás una silueta......

En el agua, la vida irrumpe a borbotones
en siluetas leves, suaves, místicas e insondables
en ella reposa el principio y fin.
Emerge la vida revistiendo al mundo,
brota cada partícula de infinidad al infinito.
Es dónde el alma atina las respuestas
de lo que pie en tierra jamás logra entender.
Mucho se ha escrito, nada contradigo de ello,
dónde juegos de niños arrancan mil sonrisas
dónde el hombre encuentra paz, sosiego e inmensidad,
el lugar en el cual todos los sentidos
cobran la intensidad del misterio mismo.
Miras su profundidad en un manantial
olfateas la humedad en brisca marina o percibes su insuficiencia de olor.
Sientes estremecer la piel, acalambrarse el cuerpo ante sus heladas caricias
refrescas la piel en intenso día cálido, para pacificar el calor
paladeas lo dulce, salado, o tan solo su ausencia de gusto.
Es dónde la pubertad de la naturaleza
pierde su virginidad, para ser cuna de vida misma.
En el reflejo vez la imagen de lo que los otros aprecian de ti.
espejo del cielo, la luna y del sol resplandeciente
que juega con artilugios junto con el viento
para reproducir en su lecho las estrellas del firmamento.

Quienes dejan Huella día a día con su presencia....